Purmamarca

Nombre que en lengua aymara significa “pueblo de la tierra virgen”. El poblado se caracteriza por el trazado urbano en torno a su Iglesia de estilo clásico quebradeño, que data de 1648 y fuera declarada Monumento Histórico Nacional. Junto  a ella se encuentra el algarrobo histórico y frente a ambos la plaza principal, punto obligado de visita por la feria de productos típicos del Noroeste. Esta localidad posee unos de los atractivos imperdibles de la provincia “el Cerro de Siete Colores”. Otros de sus atractivos son la arquitectura colonial del pueblo, el Paseo de los Colorados, el Cabildo y  el Algarrobo Histórico, con una edad de 620 años, donde el último Cacique de los Purmamarcas, Viltipoco, acogió con un vaso de chicha al primer evangelizador castellano.

 

El Cerro de Siete Colores

Afloramiento de rocas,  correspondientes a distintos tiempos,  resultado de la interacción de grandes fuerzas en la corteza terrestre y los procesos erosivos. El mismo pertenece a la región denominada Cordillera Oriental,  y la variedad de colores es el producto de la acumulación de sedimentos en cuencas marinas y continentales desde hace 600 millones de años. Éste mirador natural, se encuentra acondicionado con cartelería bilingüe que brinda detalles del porqué de sus formas y colores.

Quebrada de Humahuaca

Tierra rica en historia y tradiciones, muchas de las cuales se remontan a los tiempos precolombinos. El visitante puede así disfrutar de sus coloridas fiestas, sus exquisitos vinos y comidas y adquirir tejidos hechos con finísimas lanas de llamas.

Turismo Religioso

En Jujuy te invitamos a que tu alma vuele con expresiones de fe y religiosidad, presentes en los jujeños desde tiempos inmemoriales y que hoy continúan siendo parte importante de la vida cotidiana. Los antiquísimos templos de apariencia austera, en las altiplanicies o las selvas, o entre los cerros de colores de la Quebrada, conservan obras de arte desde el siglo XVI hasta nuestros días. Pequeñas iglesias y capillas, pobladas por plegarias, agradecimientos, alegrías y celebraciones, son también monumentos históricos.